El vino La Pecas destaca por su frescura, viveza, y el buen equilibrio entre la presencia de fruta, la mineralidad atlática y su untuosidad. Recuerda a cítricos, fruta blanca de hueso, notas florales y balsámicas.