Quinta da Muradella es una bodega con D.O Monterrei que defiende la filosofía de los viticultores de antaño.

Su filosofía es la de los viticultores de antaño, que el vino se hace en las viñas y el hombre sólo puede echar una mano. Todos los trabajos que se realizan son manuales respetando el medio ambiente, no emplea ningún producto químico como fertilizantes, herbicidas o tratamientos contra enfermedades, simplemente sigue procedimientos naturales para conservar todas las características propias de la tierra y su entorno.

Posee una gran diversidad de variedades autóctonas, en blancas: Dona Blanca, Treixadura y Verdello y en tintas:  Bastardo, Caíño Redondo, Mencía, Caiño longo, Sousón y Arauxa.