Tras su elaboración inusual, este albariño busca dejarte sin palabras. Al vino obtenido en el año 2010 se le han ido añadiendo las lías finas del albariño del año, y después se realizaba un removido semanal durante dos meses. Por tanto, aunque este vino es de la añada 2010, tiene un poquito de la 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015.