Economista de formación, Alberto Nanclares abandonó su trabajo en una multinacional para instalarse en Cambados, donde inició su nueva vida como viticultor. Su aprendizaje en este oficio ha sido vertiginoso; tal es así que hoy sus vinos se cuentan entre los más interesantes de las Rías Baixas. A Graña 2017 está elaborado con albariño de una finca que lleva su nombre con cepas de más de 30 años. A Graña se elabora con uvas de la variedad Albariño cultivadas en suelos franco arenosos poco profundos. Se trata de un vino fresco y untuoso, con una producción limitada de tan solo 1.212 botellas. Tras la fermentación alcohólica, sin desfangar y con sus propias levaduras, permanece sobre sus lías durante 11 meses.