Entre Os Ríos es una bodega familiar gallega. Elabora sus vinos a partir de viñedos con una antigüedad entre los 15 y 50 años, siendo un 70% propio. Sus vinos reflejan un trabajo en bodega desarrollado con el mayor mimo posible y el respeto por la tierra, la vid y su fruto. El proyecto Komokabras es la versión más informal y atrevida de la bodega familiar. Aquí el padre decidió dejar hacer a su hijo José. El nombre viene como un homenaje a su padre pues “fue un loco al ir a la aldea cuando la tendencia era abandonarla e ir al pueblo más cercano, comprando una casa donde no había ni luz, ni camino y también porque esta línea rompe un poco con lo que se hacía en la bodega hasta la fecha”, dando paso a una etapa librepensadora y menos convencional.